Crear una línea de ropa puede ser un reto muy emocionante, lleno de actividades que requerirán tu esfuerzo y tiempo para lograr escalar las metas que te propongas. En el mundo de la moda y las grandes marcas de ropa hay quienes empezaron creando su propia línea desde cero con sus manos, como es el caso de la gran marca Coco Channel.

Lo importante es tener en cuenta que no es algo que se logra al cabo de unos pocos días. Aunque no todas las personas que crean su propia línea de ropa llegan a esa gran escala, aun así, muchas son exitosas y hoy pueden estar orgullosos de haber tomado la decisión correcta. Además, si te gusta esta actividad ¿por qué no intentar ejercerla y lograr vivir de ella?

Lo cierto es que no hay excusa, una línea de ropa se puede comenzar con recursos escasos, las ganas y las propias manos, solo basta con ver que muchas empresas comienzan desde abajo para lograr abrir sus propios negocios.

Además, la satisfacción que genera que la línea de ropa que se desarrolle sea usada y atractiva para el público vale completamente el trabajo, pues es un gran paso en esta carrera que se desea emprender. Es importante entender que no es un negocio fácil, requiere dedicación, práctica y estudio. Pero si se tiene la determinación se puede lograr.

En la actualidad existen muchas plataformas y herramientas que hacen más sencillo el proceso de crear una línea de ropa. Sitios de formación digitales, redes de promoción, incluso personas que están dispuestas a colaborar en un proyecto si les parece atractivo.

Si todavía no estás muy convencido sigue leyendo el artículo para aclarar las dudas e inquietudes ¿sobre por qué iniciar tu propia línea de ropa?

¿Qué es una línea de ropa?

Una línea de ropa es un conjunto de prendas que se clasifican bajo una etiqueta específica o características que las agrupan.

Esta etiqueta puede generar una idea sobre el argumento del diseño, para que ambientes se creó, el cuerpo y el género. Sin embargo, puede también servir de guía para las personas que desean utilizarla. Un ejemplo de esto podría ser “línea de ropa deportiva para hombres”. Aunque no todas las líneas de ropa se rigen bajo un concepto que agrupa las prendas, es común que esto suceda.

Una línea de ropa generalmente se caracteriza por ofrecer un valor particular y especial que lo diferencia de la ropa común.

Ventajas de iniciar una línea de ropa propia

Existen ciertas ventajas que se generan al crear una línea propia de ropa. Estas se desenvuelven en dos aristas principales, una es la económica relacionada con el emprendimiento de un negocio y la otra está ligada al área emocional, personal y creativa.

Tomar propias decisiones

Tener una línea de ropa propia es como tener una marca por lo que se tendrán que tomar decisiones en todo momento, desde el área creativa hasta de ventas y promoción. La ventaja aquí es que al tomar tus propias decisiones creativas eres libre de ser quien quieras ser.

Una opción que en la mayoría de empleos no se tiene, ni siquiera cuando se diseña una línea de ropa para otra marca. En este caso puedes ser fiel a los principios y personalidad que rija tu estilo para a si diferenciarte y destacar genuinamente si lo deseas.

En el apartado más técnico de los negocios y promoción, tener el poder de decisión permite que seas quien dirija tu línea de ropa a donde quieres, poder elegir cuándo aprovechar una oportunidad y cuándo dejar pasar una opción que no era la correcta.

Seguridad

A medida que creas una línea de ropa y la desarrollas ganas seguridad y confianza en el trabajo propio. También está relacionado con saber en dónde se tienen fortalezas y debilidades para corregirlas.

Esto no sucede de la noche a la mañana, pero es un aspecto que luego trasciende el diseño y confección para agregarse a la vida cotidiana de la persona haciéndola más segura de sí misma, poder tomar mejores decisiones y retos con solidez.

Satisfacción propia

Si bien emprender y crear una línea de ropa son actividades que requieren gran dedicación y una inversión de tiempo, cuando se generan los resultados estos son propios. El reconocimiento y mérito no son para otra empresa o marca.

Como creador ves a tu proyecto crecer y desarrollarse, lo que genera una satisfacción genuina que es uno de los frutos más valiosos de crear una propia línea de ropa.

Ganancias mayores

Este elemento cabe destacar que no sucede de inmediato. Al iniciar con la creación de una línea de ropa se pueden necesitar varios intentos para lograr avanzar. Esto es normal en todas las áreas del diseño.

Sin embargo, la creación de un negocio permite la posibilidad de generar ingresos mayores si la empresa va bien. Se ha demostrado que, aunque los inicios son duros los porcentajes de ganancia son mucho mayores que en trabajos convencionales asalariados.

Encuentra tu comunidad

Cuando desarrollas una propia línea de ropa y buscas posicionar la identidad de la marca regularmente se crea una comunidad en torno a esta. Esta puede existir anteriormente y se agrupa en los mismos intereses que tienes o puede nacer a través de tu marca.

Lo interesante es que las personas que la componen al tener intereses similares es posible conectar y comunicarse de una forma cercana, pudiendo intercambiar información valiosa y aprendizaje en función de crecer como comunidad y marca.

Si la relación que se genera y la compenetración de la comunidad es buena, no es de extrañarse que cuando necesites ayuda estén para ti.

Esto es una ventaja de este tipo de iniciativas orgánicas que van creciendo a partir del esfuerzo individual y grupal de forma más rápida.

En el caso del diseño y confección las comunidades son muy grandes por lo que siempre encontrarás el sitio al que perteneces y puedes relacionarte mejor incluso con otras experiencias homónimas.

Tipos de fabricación para cada necesidad

Existen varias formas de iniciar una línea de ropa propia. Cada manera se puede adaptar a las necesidades y posibilidades de cada persona, por ello esta actividad no es solo para diseñadores y confeccionadores.

Podrías ser una persona muy creativa y tener la idea sobre lo que deseas hacer, pero no la destreza o habilidad para llevarlas a cabo. Por eso, apoyarte en las habilidades de otros para iniciar tu propia línea de ropa es una buena manera de iniciar. Formas de empezar hay para cada condición, aquí nombraremos algunas de ellas.

Ropa impresa

Aunque esto no parece calzar con lo que es una línea de ropa, lo cierto es que tiene mucho valor de personalización y creatividad imprimir y estampar diseños en prendas de ropa. Este modelo consiste en comprar prendas al mayor y bajo distintas técnicas de impresión o estampado añadirle un sello único de la línea que se crea.

Este modelo tiene su ventaja para las personas que no tienen destreza con la confección o están iniciando en el aprendizaje. También llama mucho la atención en personas que solo quieren aplicar un diseño y no quieren profundizar en la creación de las prendas.

Las limitantes con este modelo es que el nivel de personalización de la forma de la prenda en ocasiones puede ser bastante limitado y no se controla autónomamente.

Confección y costura

Este quizás es el más común y el que más se asocia con la creación de una línea de ropa. Este modelo se basa en la creación de la prenda y posterior a eso si se desea, se puede incorporar un diseño.

Este método tiene la ventaja de un rango mucho más grande de personalización, sin embargo, requiere habilidades y un capital mayor que invertir en los equipos. Este aspecto no es para declinar, confeccionar tiene muchas ventajas una de ellas es que se tienen más formas de destacar entre el mercado.

Diseño exclusivo

Bajo este modelo se busca ser la persona que da las ideas y lleva el negocio mientras que otro grupo de personas confeccionan o personalizan con estampados. Perfecto para personas muy creativas que desean iniciar su línea de ropa, pero no cuentan con las habilidades de confección y estampado.

Aun así, quieren emprender en esta área, lo cual es totalmente válido. De hecho, muchos diseñadores trabajan de esta forma.

Las limitaciones en este caso se centran principalmente en que la inversión tiende a ser mayor debido a que se deben pagar a otras personas o empresas para que materialicen las ideas que se tengan.

¿Cuánto cuesta crear una marca de ropa?

Muchas veces se piensa que es necesario una suma grande de capital para iniciar una propia línea de ropa. Pues todo depende de la escala, sin embargo, si se está empezando y no se tiene a disposición una gran cantidad de capital lo mejor es comenzar con escalas acordes al presupuesto.

Dependiendo de cómo funcione la línea de ropa se tendrán costos de inversión distintos. Por ejemplo, si se compran los diseños a otras personas estos pueden variar mucho de precio y lo mejor sería realizar compras al mayor para efectuar economía de escala y obtener rebajas.

En el caso contrario que se diseñe, confeccione, estampe y se realicen las demás actividades, lo que se necesita es un taller que se podría montar en una habitación del hogar, una máquina que podría ser usada y los demás equipos no presentan un costo mayor.

Cuando se habla de telas y demás materias primas todo dependerá de qué tipo de línea de ropa se vaya a crear, si es una línea deportiva, infantil, juvenil, entre otras variedades que definirán el costo de la materia prima.

Por otro lado, el tiempo invertido también entra en esta categoría. Es muy complejo calcularlo porque depende de la eficiencia de cada persona y la posibilidad de dedicarle tiempo a esta actividad. Aun así, lo bueno de iniciar tu propia línea de ropa es que puede acoplarse a distintos horarios e interrupciones siempre y cuando se trabaje de forma ordenada.

Generar ingresos con tu propia línea de ropa

Cuando se pretende iniciar una línea de ropa se cree que generar ingresos es muy complicado, pero todo dependerá de las estrategias que se apliquen para promover la línea y así obtener ganancias.

En la actualidad existen demasiadas plataformas que facilitan el trabajo de promoción. Las redes sociales son por excelencia el lugar para promover una marca o línea de ropa por la cantidad de tráfico que esta presenta diariamente.

Las páginas web permiten informar y exhibir más detalladamente lo que ofrece tu línea. Pero el secreto está en las tiendas online.

Existen plataformas en las que se pueden posicionar prendas de ropa y armar una tienda personal en la web que al promocionarse puede generar muy buenos ingresos. Estas además tienen que ofrecer facilidades en la coordinación de los métodos de pago y envíos.

Cabe resaltar que aun así la venta tradicional es un área importante para generar ingresos, la promoción en distintos sitos, publicidad, ofertas y establecimientos que deseen colocar las prendas son fundamentales para obtener retornos económicos en esta actividad.

¿Cuánto se puede generar con una propia línea de ropa?

Esta pregunta siempre es recurrente al pensar en hacer una línea de ropa, pero es algo que no puede calcularse de forma certera.

El mundo de la moda y la confección es bastante fluctuante por lo que puede haber momentos donde se genere una gran suma y otros momentos donde decaiga el negocio.

La ventaja que tiene iniciar tu propia línea de ropa es que es un negocio flexible, esto significa que no tienes que dedicarte exclusivamente a él y se puede mantener un empleo mientras la marca va andando.

Dicho esto, no resulta un problema lo impredecible del mercado porque se puede combinar con otra actividad económica.

Cabe destacar que esta inestabilidad puede ser parte del inicio de una línea de ropa, pero cuando ya se tenga una base más sólida y un tiempo de recorrido tranquilamente podría ser una actividad económica primaria.

¿Te gusto el artículo?